27 dic. 2014

Una batería de Grafeno para coches que ofrece una autonomía de 1.000 km






Los creadores de esta nueva batería de grafeno son españoles. Se trata de un trabajo conjunto entre la Universidad de Córdoba, la productora de grafeno Graphenano y la empresa recién abierta Grabat Energy. El desarrollo cuenta con una densidad energética mayor que la tecnología actual de ion-litio, con lo que el peso deja de ser un problema. Esto permitiría a un coche recorrer hasta 1.000 km con una sola carga, una autonomía muy superior a la que tienen los coches eléctricos del mercado, como el Model S de Tesla, que ofrece algo más de 400 km.
Cada uno de los tres implicados en el trabajo ha jugado su propio papel, acorde con sus conocimientos. Graphenano, por ejemplo, es una de las principales productoras de grafeno de España y es capaz de modificar el material para fabricarlo en forma de polímero, como requiere la nueva batería. Grabat Energy es una empresa de nueva creación especializada en nanotecnología y en la vertiente energética de este sector. Será la encargada de producir las baterías a escala industrial en el primer semestre del año 2015, según está previsto.
La Universidad de Córdoba, en cambio, parece haberse ocupado de los aspectos de diseño e ingeniería. Su objetivo en el futuro es reducir el volumen del producto, demasiado grande si se compara con su masa, un parámetro que sí se ha logrado disminuir para alcanzar una alta densidad energética. Esta gira en torno a los 600 Wh/kg, mientras que una de litio se mueve entre los 140 y los 160 Wh/kg.
Siguiendo la comparación con la tecnología de ion-litio, la vida útil de la nueva batería será el doble, mientras que el precio de las celdas basadas en polímero de grafeno es un 77% menor. Sobre la velocidad de carga, uno de los aspectos delicados en lo que se refiere a la adopción de los coches eléctricos –no hay más que pensar en lo poco que tardamos en echar gasolina–, los creadores afirman que la batería podría estar al 100% en ocho minutos. Si bien para esto se necesitaría una potencia de la que actualmente están muy lejos las estaciones de carga del mercado.
Anteriormente ya se han hecho experimentos introduciendo el grafeno en las baterías. Los resultados han sido esperanzadores, como ocurrió con el trabajo realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Gwangju, en Corea del Sur, que logró crear baterías de coche con la misma capacidad que las de litio, pero cuyo tiempo de carga se reducía a 16 segundos. Este tipo de trabajos aún tienen que madurar para llegar a fases comerciales.
La batería de grafeno creada por los españoles, sin embargo, podría tener uso comercial rápidamente, pues ya existen dos fabricantes de automóviles alemanes interesados en probarla en sus vehículos.